Kuartango inaugura la temporada de ferias



VECINOS Y VISITANTES, ÁVIDOS DE DISFRUTAR DE TRADICIONES, ABARROTAN ESTE EVENTO QUE EN 2023 TENDRÁ NOVEDADES

Muchas ganas de fiesta, pasión por los perretxikos y la cultura tradicional alavesa y una jornada perfecta de sol y temperatura se han aliado en Kuartango para dejar abierta la puerta de la Feria del Perretxiko, la Vaca Terreña y otras especies autóctonas en peligro de extinción, que organiza el Ayuntamiento de Kuartango con numerosas colaboraciones institucionales, hasta no dejar casi espacio para andar ante la avalancha de visitantes que escogieron el valle para disfrutar del día.
La jornada no ha defraudado a nadie. Aunque el comienzo de la mañana fue tímido con respecto a los visitantes a esta zona del valle, según fue transcurriendo la mañana se dejó notar una importante afluencia de vehículos, que llegaron a tener que hacer cola para poder entrar en los aparcamientos previstos por varias zonas de Zuazo. Aunque muchos llegaron con el temor de que la casi ausencia de lluvias hubiera afectado a la producción de estos hongos, la realidad mostró numerosos puestos a lo largo de toda la ribera del Baias en los que se mostraron y vendieron perretxikos de Kuartango, pero también de otros lugares de Álava, junto a numerosos ejemplares de Boletus edulis y otras muchas delicias de los montes y valles del territorio. Y a pesar de que es ya una conversación habitual la del aumento de los precios de todos los productos, los perretxikos no asustaron y casi, casi repitieron precios de otros años: los había a un asequible precio de 28 euros para "los menos bonitos"' a los 34-35 de precio medio por norma general y, como es de esperar a precios más elevados los que mejor presencia tenían. Pero las setas y hongos no fueron los únicos protagonistas de la jornada. Eduardo Fernández de Pinedo, el alcalde, ya había ido anunciando que esta feria iba a acometer una evolución para presentar novedades. Y una de ellas es la intención de que la terreña esté acompañada por otros animales autóctonos que están en peligro de extinción. En esta ocasión no pudieron estar varias especies de cabras, pero lo estarán al año que viene. En este sentido, el alcalde comentó con el diputado de Agricultura, Eduardo Aguinaco, esa intención, y desde la Diputación se ve con muy buenos ojos el llevar a cabo esa iniciativa.
Pendiente de que todo estuviera en su punto, el alcalde de Kuartango, que estuvo acompañado por el diputado general, Ramiro González, y los responsables de Agricultura, Equilibrio Territorial y de Infraestructuras Viarias y Movilidad, contaba que "un año más, está siendo un éxito. En esta ocasión se ha notado más, porque esta ha sido una de las primeras que se han llevado a cabo de una forma normal y sin mascarillas. Y la gente tenía ganas de venir. A esto se ha sumado el buen tiempo y una buena oportunidad de venir a Kuartango a disfrutar de nuestros espacios y de los perretxikos. El que la gente venga a Kuartango es la finalidad última de la feria y esto promociona nuestros productos".
Llegado el mediodía, las autoridades y representantes de OSI Araba, subieron al escenario, como invitadas de honor, para pronunciar el pregón de la feria. Tras una breve presentación del primer edil, la doctora Beatriz, pediatra de toda la vida de Kuartango, fue la encargada de dar las gracias al mensaje de agradecimiento que los vecinos del valle querían transmitir a los profesionales de sanidad. Unos profesionales que, a lo largo de la pandemia, lo han arriesgado todo para ayudar a la gente, y no solo en esos momentos, porque si los pueblos viven es porque e ellos hay alguien que se dedica a vigilar su salud. Tras el pregón continuaron la música en la calle, con la txaranga, y la actividad en los casi sesenta puestos que ocupaban el margen izquierdo del río y la muestra de ganado y juegos infantiles de la parte derecha y terrenos cercanos a las piscinas.
En la plazuela, donde un día estuvo la fuente del manantial que abastecía de aguas medicinales al balneario, se había reservado un amplio espacio para que se presentaran las empresas que integran el proyecto Kuartango Lab, el programa que ha transformado la vieja instalación en un verdadero vivero de empresas.
Por un lado Ekotarriko, la empresa conservera ecológica ubicada en el balneario, que sacó una amplia muestra de sus productos a la calle. Zuriñe Vigalondo contaba que la empresa creada junto a su hija está funcionando muy bien y trabajan tanto para ellos como para otras firmas, consolidando de esta manera la buena marcha de Ekotarriko.
Por su parte, Benito Peciña, de la sidrería Kuartango, también estaba contento con la marcha de la campaña del txotx y de sus proyectos. De esa instalación salen diversos tipos de sidras, vinagre y zumo de manzana y hasta cervezas. La sidrería y su asador se han convertido en una referencia gastronómica de Álava y del País Vasco.
Lo que no se pudo degustar fue la vaca terreña que se asa siempre desde la noche anterior a la apertura de las puertas de la feria. Por falta de tiempo, se decidió no hacer este año y fue una de las actividades por las que más han preguntaron los visitantes. Por esa razón, el regidor de Kuartango, Fernández de Pinedo, se comprometió a que al año que viene se asará como se venía haciendo y posteriormente se repartirá en raciones.
La feria continuó posteriormente con las competiciones de deportes vascos y las actividades de tiro con arco, mientras continuaba llegando gente ocupando todas las campas que la organización había previsto para que los coches aparcaran, con un especial cuidado al habilitar lugares para los conductores con tarjeta por discapacidad.

Fuente: Diario de Noticias de Álava (PABLO JOSÉ PÉREZ)

0 comentarios